Cintas de Acero

Acero Grano Orientado y No Orientado  

El Acero de Grano Orientado es producido de una manera tal que las propiedades óptimas se desarrollan en la dirección de la laminación, controlando con precisión la orientación de los cristales respecto a la dirección de la hoja. La densidad de flujo magnético se incrementa en 30% en la dirección de laminación de la bobina, aunque su saturación magnética se reduce en un 5%. Se utiliza para los núcleos de los transformadores de potencia y distribución, los cuales son parte integral de cualquier transformador. También se utiliza para ciertos transformadores de salida de audio.

El No Orientado es más económico, en comparación con el acero de Grano Orientado, y se utiliza cuando se el costo tiene mayor prioridad que la eficiencia. Se utiliza para aplicaciones en las que la dirección de flujo magnético no es constante, como en motores y generadores eléctricos con partes móviles.